Connect with us

Al volante

Nuevo record Cannonball

4547 kilómetros en menos de 28 horas

Es normal que no os suenen los nombres de Arne Toman, Doug Tabutt, y Berkeley Chadwick, pero quizás a partir de hoy los veis más a menudo en las noticias del motor, pues este trío ha establecido un nuevo record Cannonball, deteniendo el crono en 25 horas y 27 minutos para recorrer las 2825 millas que separan las dos costas de Estados Unidos, a una velocidad media de 104Mph, con una máxima de 193Mph.

Estas cifras en nuestro sistema métrico se traducen en que han recorrido 4547 kilómetros a una velocidad media de 166km/h, y alcanzando una máxima de 310Km/h. No es de extrañar que hayan rebajado el anterior récord, vigente desde el año 2013, en 1 hora y 15 minutos.

El coche usado para lograr tal hazaña ha sido un Mercedes E63 AMG 4matic—W212—, preparado para la ocasión. La potencia se incrementó hasta los 700cv gracias a la mejora de los turbos e intercoolers, y se añadió un depósito de combustible adicional en el maletero construido exprofeso, así como dos bocas de combustible para reducir el tiempo en las paradas de repostaje. La carrocería fue desprovista de emblemas y logotipos, y las ópticas traseras modificadas con vinilo del mismo color plateado para dificultar el reconocimiento del vehículo.

Sorprendente resulta el equipo empleado para evitar a las autoridades, pues el vehículo contaba con detectores de radar duales, difusores láser, cámaras térmicas, escáner policial, radio conectada con la policía y hasta un sistema anticolisión como los usados en aviación para vigilancia aérea. Además, Berkeley Chadwick, desde los asientos traseros, oteaba el horizonte con la ayuda de unos prismáticos con estabilizador giroscópico.

Los protagonistas de este récord salieron del infame Red Ball Garaje, situado en Manhattan, a las 12:57 a.m. del pasado 10 de Noviembre, y circularon a través de la I-80, I-76, I-70 e I-15, recibiendo ayuda de un grupo de amigos repartidos a lo largo del recorrido, que les avisaban de posibles atascos y controles policiales. Aun así, no pudieron evitar perder tiempo en Utah por un Sheryff en el camino que les obligó a aminorar la marcha, pero recuperaron en California cuando un motorista les ofreció abrirles paso por carril izquierdo, usando sus largas para apartar el tráfico al AMG a más de 200Km/h.

Así, el vehículo paró el crono a su llegada en Portofino Inn a la 01:22 am del día siguiente, la misma meta usada desde el año 1971, cuando el redactor de Car and Driver Brock Yates creó el Cannonball Baker Sea-To-Shining-Sea Memorial Trophy Dash, popularizado después en el cine de la década de los ochenta por las películas de los locos de Cannonball, con estrellas como Burt Reynolds, Jackie Chan o Roger Moore.

Si queréis conocer la historia de la mano de su protagonistas, no os perdáis el video.

Newsletter

Suscríbete

Pulsa para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tendencias

10 coches que nos dejó Miami Vice

El Retrovisor

Fairlady Z: Historia de una leyenda (1ª parte)

El Retrovisor

DE TOMASO GUARÀ: El último suspiro

Coches que quizás no conocías

20 ópticas compartidas que quizás desconocías

Al volante

Síguenos en redes sociales
Newsletter

Suscríbete