Connect with us

Al volante

Aston Martin rinde homenaje a 007

La firma británica lanza dos ediciones especiales con motivo del último film de James Bond

Ya son veinticinco las películas que se han estrenado en la gran pantalla del agente secreto más famoso del mundo, y Aston Martin no ha querido perder la oportunidad de rendir un homenaje a tan longeva saga. Para ello, el departamento especial de la marca, denominado Q by Aston Martin, ha creado sendas ediciones especiales sobre dos de sus deportivos actuales, el Vantage y el DBS Superleggera, inspirados en los vehículos que aparecen en el último film No time to Die.


El primero de ellos, el Vantage 007 Edition, se inspira en el Aston Martin V8 que hizo su primera aparición en la película The Living Daylights (007: Alta tensión en nuestro país, 1987), conducido por un también primerizo Timothy Dalton en el papel del mejor agente del MI6.

La carrocería de esta edición especial está pintada en Cumberland Grey y su parrilla delantera destaca por su bisel cromado, en un claro guiño al modelo al que homenajea, mientras que los faldones laterales y posterior presentan un esquema de amarillo discontinuo. Además, la firma británica ofrece como opción la posibilidad de equipar dos portaesquíes y sus correspondientes esquíes de edición limitada.


El interior del Vantage se presenta en cuero negro y equipa unos asientos específicos con el respaldo en fibra de carbono. Los más fieles seguidores de la saga podrán encontrar varios guiños al film de finales de los ochenta, tales como un pomo de cambio de marchas que simula el sistema de guía de misiles, una placa grabada a láser que recoge las diferentes armas que equipaba el V8 original, e incluso la frecuencia 96.60 grabada en el parasol.


Por su parte, el DBS Superleggera presenta un esquema algo más oscuro, ya que la carrocería se viste en Ceramic Grey, y se complementa con los retrovisores, techo, faldón frontal, alerón y difusor trasero en carbono negro. Las llantas, de 21 pulgadas, son también exclusivas para esta versión de 007 como delatan los anagramas en la parte frontal y trasera del vehículo.


En el interior predomina, al igual que en el Vantage, el cuero negro, pero en el DBS destacan los detalles rojos que recorren el contorno de los asientos. El logotipo de 007 se encuentra presenta en varias partes del interior, como la consola central, las puertas o la tapa del subwoofer.


Las mecánicas de ambos deportivos ingleses no reciben modificaciones de ningún tipo. De esta manera el V8 Vantage está propulsado por el 4.0 V8 Biturbo de 510cv y 685Nm de par, que puede ir asociado a una caja manual o automática. Por su parte, el hermano mayor, equipa el V12 biturbo que eroga 715cv y 900Nm, con la única opción de un cambio automático de 8 velocidades.


Si deseas hacerte con una de estos deportivos, debes saber que ambas son ediciones limitadas y Aston Martin solo fabricará 100 unidades del Vantage y 25 del DBS Superleggera, a un precio de 178.000€ el primero y 308500€ el segundo.

Newsletter

Suscríbete

Pulsa para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tendencias

Fairlady Z: Historia de una leyenda (1ª parte)

El Retrovisor

DE TOMASO GUARÀ: El último suspiro

Coches que quizás no conocías

20 ópticas compartidas que quizás desconocías

Al volante

10 coches que nos dejó Miami Vice

El Retrovisor

Síguenos en redes sociales
Newsletter

Suscríbete