Connect with us

Al volante

Aerostamientos: Aéroport Nice Côte d’Azur

Nos vamos a dar una vuelta al aeropuerto, ¿te vienes?

No, no te has equivocado de página. Sigues estando en tu lugar de automoción favorito de la red. Y no, no hemos perdido el norte y nos vamos a poner a hablar de aviones.

Como buenos Gentleman Driv3rs, nos encanta surcar las carreteras de todo el mundo a bordo de nuestro coche favorito. Pero a veces, el tiempo impone su ley, y se hace necesario disponer de un medio de transporte más rápido. Y a día de hoy el avión es el mejor sistema que existe para atravesar grandes distancias en el menor tiempo posible.

Pero claro está, el avión no se puede coger en la puerta de casa —si eres unos de esos privilegiados que si puedes, no nos das envidia— ,y para llegar al aeropuerto nos hace falta un vehículo. La mayoría de mortales acuden al transporte público, como el autobús. Muchos otros al de un taxi, o incluso de un coche privado con chofer. Pero los verdaderos Gentleman llegan al aeropuerto en su propio vehículo. Y claro, en algún lugar deben dejarlo hasta su retorno.

Hoy nos vamos a dar una vuelta por el estacionamiento del aeropuerto Nice-Cote d’ Azur. Como bien habrás podido adivinar, es el aeropuerto principal de la Costa Azul, y por el pasan los habitantes de Niza, Villefranche-Sur-Mer, Cannes y Mónaco entre otros. No hace falta que os asegure cuan alto es el nivel automovilístico de esa zona.

El día empezó con una inusual lluvia en la Costa azul, y los automóviles que estaban estacionados fuera, acabaron mojados para deleite de nuestra cámara. Como este maravilloso Ferrari 488 GTB.
Una vez en el interior de los estacionamientos, había una nutrida representación alemana, incluso alguna sorpresa a modo de preparación o unidad exclusiva. Y es que, ¿vosotros dejaríais vuestro 911 930 Turbo Targa aparcado en un aeropuerto?
Pero no solo de vehículos teutones vive el hombre, y también se encontraban representaciones de otros países de gran cultura automovilística, como Italia o Reino Unido por citar algunos.
Si os ha gustado el paseo, os espero en el próximo capítulo de Aerostamientos. A buen seguro que no os defraudará. Bon Voyage!

Newsletter

Suscríbete

Pulsa para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tendencias

Fairlady Z: Historia de una leyenda (1ª parte)

El Retrovisor

DE TOMASO GUARÀ: El último suspiro

Coches que quizás no conocías

20 ópticas compartidas que quizás desconocías

Al volante

10 coches que nos dejó Miami Vice

El Retrovisor

Síguenos en redes sociales
Newsletter

Suscríbete