Connect with us

Al volante

10 Sleeper con distintivo ambiental

Auténticos lobos con piel de cordero

Anterior1 de 10

Observar un automóvil deportivo no es solo contemplar sus cuidadas formas. Aristas marcadas, caderas musculosas y aditamentos estéticos nos hacen suponer que la mecánica que esconde en sus entrañas desarrolla unas prestaciones acordes a su estética. Pero hay otro tipo de vehículos que, debajo de una apariencia inofensiva —la mayoría de las veces en forma de berlina—, esconden grandes motores, capaces de hacer palidecer al más selecto de los deportivos.

Si nunca os planteasteis un vehículo así, quizás deberíais echar un ojo a nuestra selección de Sleepers de la primera década del siglo XXI. Berlinas cómodas, rápidas y a precio de derribo. Y tan discretas que tu suegro al fin se sentirá orgulloso de tu madurez. Hasta que descubran el lobo que esconden bajo tan discreta piel de cordero.

Alfa Romeo 166 3.2 V6

El Alfa romeo 166 fue el último trabajo para la marca del biscione de Walter de Silva, antes de embarcar rumbo a la española Seat. Una berlina de representación con un diseño sobrio y clásico que llegó para sustituir al longevo 164. El grueso de ventas se lo llevaron las mecánicas diésel JTD, pero la punta de lanza fue el V6 Busso con 3200cc, que rendía para la ocasión 240cv y era capaz de alcanzar los 245Km/h. Y todo envuelto en la más absoluta elegancia y refinamiento italiano. No se vendieron muchos con dicha mecánica, así que cuando alguna sale suele rozar los 10.000€

Anterior1 de 10

Newsletter

Suscríbete

Pulsa para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Tendencias

10 coches que nos dejó Miami Vice

El Retrovisor

20 ópticas compartidas que quizás desconocías

Al volante

El hombre que amaba los E46

Garaje

Este Lotus Evora es el coche familiar perfecto.

Garaje

Síguenos en redes sociales
Newsletter

Suscríbete